El mayor escándalo de la pandemia

Lo más preocupante es que si los gobiernos no saben lo que ha sucedido en las residencias, difícilmente pueden asegurar que aquellos errores, aquellos horrores, no vayan a repetirse

Por Marta García Aller10
El mayor escándalo de la pandemia
Otras elecciones que Pablo Casado no puede ganar

Otras elecciones que Pablo Casado no puede ganar

Si el PP gallego gana el domingo, la victoria será solo de Feijóo. Mientras que si el PP de Iturgaiz pierde peso en el País Vasco, la derrota será de quien lo designó: Casado

El violador no es como te lo imaginas

El violador no es como te lo imaginas

Todo el mundo está de acuerdo en que violar está mal. Y en que es importante reducir el número de violaciones, así como la impunidad de quienes las perpetran

El coronavirus rescata a los expertos

El coronavirus rescata a los expertos

La fe en instituciones como el Gobierno, las grandes empresas y los medios de comunicación lleva años cayendo en los países occidentales

Plácido Domingo está despedido. ¿Y usted?

Plácido Domingo está despedido. ¿Y usted?

Imagínese ahora que la persona más poderosa no ya de su empresa sino de su sector, la más prestigiosa del mundo profesional en el que vive, está empeñada en meterle mano. Qué papelón

El mediador que necesita Cataluña

El mediador que necesita Cataluña

El PSOE quiere que la respuesta sea una especie de nuevo Estatut. Los partidos independentistas esperan que sirva para convocar una consulta sobre la independencia

Estamos todos contagiados

Estamos todos contagiados

No estábamos preparados para que nuestros médicos tuvieran que decidir qué vidas salvar. Ellos tampoco lo estaban

Ni la educación concertada ni la religión

Ni la educación concertada ni la religión

Lo único que garantizan los partidos anteponiendo los aspectos más polarizantes de su ideología en el debate educativo es perpetuar un sistema condenado a la mediocridad

El carnaval de Podemos

El carnaval de Podemos

Sus raíces, su ética y su estética están pensadas para ser oposición y recriminarle al poder todos sus privilegios vendiendo la promesa de que de estar ellos al mando, sería diferente